Content

martes, 26 de octubre de 2010

La verdad oculta tras la letra de NANANA



Hay muchas cosas detrás de la sílabas sin sentido que sujetan “Na Na Na (Na Na Na Na Na Na Na Na Na)” DOUGLAS WOLK mira con atención las referencias, desde el universo de los cómics a un éxito del R&B de 44 años.

El villano alto y calvo con remera de volantes en el video de “Na Na Na” de My Chemiocal Romance no es simplemente otro actor: es el escritor favorito del cantante, Gerard Way. Grant Morrison es más conocido como escritor cómics, uno de los más interesantes en circulación en este momento. Actualmente está escribiendo una serie brillante y completamente trastornada de Batman & Robin – por lo tanto, tal vez, aparece la línea en la canción de MCR “recuerda cuando eras un loco/te creíste que eras Batman.”

Way ya ha hablado de cómo el trabajo de Morrison ha sido una gran influencia en el suyo, hay obvios ecos de la era de los 90 de Morrison, Doom Patrol, en el cómic que Way ha estado guionando los últimos años, The Umbrella Academy. Y ahora los cómics de Way han empezado a compartir ideas con su músic – su próximo álbum Danger Days: The True Lives Of The Dangerous Killjoys, comparte título con la aún no publicada tira en la que Way ha estado trabajando con Becky Cloonan.

Morrison, por su parte, ha estado paseándose con la música pop, era uno de los cantantes-guitarristas de la banda de finales de los ’80, the Fauces. (Aquí hay un video de su parte en la canción “Tortured Soul”; aquí hay un sitio con más información y música). El trabajo fundacional de sus cómics, sin embargo es una serie que escribió en los ’90, The Invisibles, que presentaba a un personaje llamado King Mob que se parece mucho a Morrison mismo en ciertos aspectos – incluso el traje de Morrison en el video “Na Na Na” parece aludir a la apariencia de King Mob. The Invisibles está lleno de secuencias sobre el poder de las palabras: palabras secretas con letras perdidas del alfabeto, palabras simples como “pop” que pueden hacer que las cosas exploten. Y una secuencia crucial en The Invisbles se refiera a una droga llamada Key 17 (o, más adelante, Key 23) que causa que la gente perciba las palabras como las cosas que representan.

Esto nos trae al video original de “Na Na Na”. Está clasificado como un “video de letras” pero no es la clase que muestra solamente las palabras como, digamos, el “F**kYou” de Cee-Lo: casi cada línea está ilustrada con una imagen que se conecta al menos simbólicamente con ella. Las excepciones son la línea sobre “Batman” (bueno, uno tiene que conseguir permiso para mostrar a Batman), y por supuesto, todo el asunto de los “na na na na na na”. Pero, ¿qué haría alguien que siguiera el rastro Morrisoniano en el video filmado encontrara un poco de Key 17 y lo ingiriera para llegar a la parte de “Na Na Na”?

Para descubrirlo, tenemos que volver en el tiempo hacia la más famosa cadena de “na na nas” en el mundo del pop. No el “Na Na Hey Hey (Kiss Him Goodbye)” de Steam, aunque ese es un buen intento, solamente hay ocho “na”s seguidos en esa canción. El trofeo le corresponde al coro de la versión de Wilson Pickett de “Land of 1000 Dances”, un éxito del R&B de 1966. La cadena de nombres de bailes que deja caer Pickett solamente son decorativos: el estribillo con 19 “na” es donde está la acción. (Pickett, de hecho, le agregó su propio poquito de sinsentido allí. La banda de Muscle Shoals que lo acompaña básicamente no podía seguirle el ritmo en la introducción, hasta que al productor Jerry Wexler se le ocurrió una idea: Pickett podía simplemente cantar el conteo – uno dos tres, uno dos tres).

Pickett está cantando una canción de 1960 de Chris Kenner, un éxito local en Nueva Orleáns que nunca tuvo mucho impacto en otro lado. Pero si buscas la versión original de Kenner, notarás algo curioso sobre ella: el asunto de los “na na na” no está por ningún lado. Eso vino de una versión provisional: el cover de Cannibal y los Headhunters de 1965 de “Land Of 1000 Dances”, un éxito menor para ellos. Estaban tocando la canción en un baile en el este de L. A., y el cantante Frankie “Caníbal” Garcia no podía recordar la letra; cuando empezó a cantar sílabas sin sentido, el resto de la banda se le unió y la multitud enloqueció. Desde entonces, “na na na na” se convirtió en parte de la canción para siempre.

Entonces, ¿qué es lo que todo el mundo se calla y canta cuando Gerard Way grita “cállate y canta conmigo”? Sinsentido, tal vez. Pero cada palabra se refiera, de alguna manera, a algo incluso cuando es una palabra que se refiera a memoria perdida. Cuando “na na na” destellea por la pantalla, es un detonador para miles de bailes invisibles.

Agradecimientos:the chemicalfamily

0 comentarios:

Publicar un comentario

BTricks

Conversación

NFOMCR. Imágenes del tema: suprun. Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts

La verdad oculta tras la letra de NANANA



Hay muchas cosas detrás de la sílabas sin sentido que sujetan “Na Na Na (Na Na Na Na Na Na Na Na Na)” DOUGLAS WOLK mira con atención las referencias, desde el universo de los cómics a un éxito del R&B de 44 años.

El villano alto y calvo con remera de volantes en el video de “Na Na Na” de My Chemiocal Romance no es simplemente otro actor: es el escritor favorito del cantante, Gerard Way. Grant Morrison es más conocido como escritor cómics, uno de los más interesantes en circulación en este momento. Actualmente está escribiendo una serie brillante y completamente trastornada de Batman & Robin – por lo tanto, tal vez, aparece la línea en la canción de MCR “recuerda cuando eras un loco/te creíste que eras Batman.”

Way ya ha hablado de cómo el trabajo de Morrison ha sido una gran influencia en el suyo, hay obvios ecos de la era de los 90 de Morrison, Doom Patrol, en el cómic que Way ha estado guionando los últimos años, The Umbrella Academy. Y ahora los cómics de Way han empezado a compartir ideas con su músic – su próximo álbum Danger Days: The True Lives Of The Dangerous Killjoys, comparte título con la aún no publicada tira en la que Way ha estado trabajando con Becky Cloonan.

Morrison, por su parte, ha estado paseándose con la música pop, era uno de los cantantes-guitarristas de la banda de finales de los ’80, the Fauces. (Aquí hay un video de su parte en la canción “Tortured Soul”; aquí hay un sitio con más información y música). El trabajo fundacional de sus cómics, sin embargo es una serie que escribió en los ’90, The Invisibles, que presentaba a un personaje llamado King Mob que se parece mucho a Morrison mismo en ciertos aspectos – incluso el traje de Morrison en el video “Na Na Na” parece aludir a la apariencia de King Mob. The Invisibles está lleno de secuencias sobre el poder de las palabras: palabras secretas con letras perdidas del alfabeto, palabras simples como “pop” que pueden hacer que las cosas exploten. Y una secuencia crucial en The Invisbles se refiera a una droga llamada Key 17 (o, más adelante, Key 23) que causa que la gente perciba las palabras como las cosas que representan.

Esto nos trae al video original de “Na Na Na”. Está clasificado como un “video de letras” pero no es la clase que muestra solamente las palabras como, digamos, el “F**kYou” de Cee-Lo: casi cada línea está ilustrada con una imagen que se conecta al menos simbólicamente con ella. Las excepciones son la línea sobre “Batman” (bueno, uno tiene que conseguir permiso para mostrar a Batman), y por supuesto, todo el asunto de los “na na na na na na”. Pero, ¿qué haría alguien que siguiera el rastro Morrisoniano en el video filmado encontrara un poco de Key 17 y lo ingiriera para llegar a la parte de “Na Na Na”?

Para descubrirlo, tenemos que volver en el tiempo hacia la más famosa cadena de “na na nas” en el mundo del pop. No el “Na Na Hey Hey (Kiss Him Goodbye)” de Steam, aunque ese es un buen intento, solamente hay ocho “na”s seguidos en esa canción. El trofeo le corresponde al coro de la versión de Wilson Pickett de “Land of 1000 Dances”, un éxito del R&B de 1966. La cadena de nombres de bailes que deja caer Pickett solamente son decorativos: el estribillo con 19 “na” es donde está la acción. (Pickett, de hecho, le agregó su propio poquito de sinsentido allí. La banda de Muscle Shoals que lo acompaña básicamente no podía seguirle el ritmo en la introducción, hasta que al productor Jerry Wexler se le ocurrió una idea: Pickett podía simplemente cantar el conteo – uno dos tres, uno dos tres).

Pickett está cantando una canción de 1960 de Chris Kenner, un éxito local en Nueva Orleáns que nunca tuvo mucho impacto en otro lado. Pero si buscas la versión original de Kenner, notarás algo curioso sobre ella: el asunto de los “na na na” no está por ningún lado. Eso vino de una versión provisional: el cover de Cannibal y los Headhunters de 1965 de “Land Of 1000 Dances”, un éxito menor para ellos. Estaban tocando la canción en un baile en el este de L. A., y el cantante Frankie “Caníbal” Garcia no podía recordar la letra; cuando empezó a cantar sílabas sin sentido, el resto de la banda se le unió y la multitud enloqueció. Desde entonces, “na na na na” se convirtió en parte de la canción para siempre.

Entonces, ¿qué es lo que todo el mundo se calla y canta cuando Gerard Way grita “cállate y canta conmigo”? Sinsentido, tal vez. Pero cada palabra se refiera, de alguna manera, a algo incluso cuando es una palabra que se refiera a memoria perdida. Cuando “na na na” destellea por la pantalla, es un detonador para miles de bailes invisibles.

Agradecimientos:the chemicalfamily

Seguidores