Content

martes, 30 de agosto de 2011

Brian May comparte su experiencia con MCR.



Photo: Pa Photos

¿Cómo sucedió?

Bueno, conocí a Gerard hace unos años en una cena de premiación, y me dijo que había crecido escuchando a Queen, y que la banda se inspiraba mucho en lo que habíamos hecho. En ese entonces, MCR no me era familiar, pero poco después escuché su genial versión de "Under Pressure", lo que fue suficiente para hacerme salir y comprar su CD del momento. Lo siguiente que recuerdo fue ver un gran vídeo en televisión... "Welcome To The Black Parade". Creo que en ese momento fue en que realmente empecé a entender la conexión -el hecho de que compartíamos mucho del mismo espíritu y la misma actitud hacia el arte...
Así que gradualmente me volví más y más consciente de ellos como una fuerza evolucionante. Luego, hace casi dos meses, recibí un e-mail de Gerard invitándome a aparecer con MCR en el Reading. Me sentí muy honrado de que me lo pidieran, y emocionado con la propuesta, e inmediatamente empezamos a planear cómo sería. Yo empecé a aprenderme "Welcome To The Black Parade". Ocasiones únicas como éstas siempre son desafiantes. Una cosa es tocar junto con la pista en casa y apenas "sacarlo". Estar preparado para pararse y hacerlo frente a 120.000 personas en un festival lleno de lodo es una cosa completamente distinta. Para mí hay una fina línea divisora -nunca quiero quitarle el corazón de la espontaneidad, planeando cada una de las notas; pero tienes que trabajar lo suficientemente duro para realmente conocer el material para estar lo suficientemente seguro para salir. Y como es completamente en vivo, y es la única vez que va a ocurrir, siempre hay un pequeño riesgo de arruinar el clímax del concierto para ellos si te sales demasiado de las líneas.
Al final haces tu trabajo, e interactúas antes del acto, pero al final todo queda en las manos de los dioses. En este caso, nos concedimos una oportunidad particularmente buena de disfrutar y hacer un buen trabajo para la audiencia. Los chicos vinieron a mi casa tan pronto como llegaron a UK, e hicimos una preparación y un ensayo (relativamente) tranquilo, practicando algunas ideas. Entonces estuvimos listos. En Reading, también tuvimos la rara oportunidad de hacer una prueba de sonido en el sitio, pero eso requirió que yo saliera de mi casa a las 8 de la mañana. Desde esa hora hasta más o menos las 11:15 (de la noche) cuando el "momento" ocurrió , fue -un largo día. Pero las bandas en la lista estuvieron geniales, así que pude pasar un rato con varias personas de mi entorno, y ver algunas presentaciones muy buenas. Para mí, es un regalo... Hay cierta adrenalina que corre todo el tiempo, sabiendo que vas a aterrizar en el escenario al final de la noche con una gran expectación... Pero eso probablemente es lo que lo hace tan especial para mí. He aprendido a lidiar con esa clase de estrés... Es un poco como saber que te vas a subir a la montaña rusa más grande del parque al final del día.
¿La banda? Los chicos de MCR son el grupo de muchachos más simpáticos que podrías conocer... Dedicados, inspirados, modestos, apreciativos, considerados, y con toda esa electricidad chisporroteante de una unidad de gira que acaba de alcanzar una cumbre de perfección. Eso va para el equipo también... Todos me hicieron sentir como en mi casa -incluso asegurándose por triplicado que sabía de dónde iba a salir la pirotecnia, y dónde necesitaba pararme para estar seguro. La banda, en mi opinión, tiene mucho talento. Y tiene el coraje de sus convicciones. Les han arrojado, al igual que ha nosotros en nuestros primeros años, más que suficiente negatividad... Pero eso va junto con el territorio... El territorio de darte a conocer a través de un arte. Gerard es un magnífico líder, por supuesto -su honestidad y vulnerabilidad- junto con la clase correcta de instinto para ser un héroe -conecta instantáneamente con la audiencia, y me recuerda un poco a cierto gran front man (líder) con el que trabajé por muchos años.
Y todos en la banda son maestros de su arte... Su vocabulario es uno que yo entiendo. Son jóvenes, pero ya han estado allí, experimentando el terreno y desarrollando las habilidades necesarias para llevar la gira a su paso, y felizmente pagan el precio que les cuesta en términos de tiempo con la familia. Ellos son una familia, y me hizo muy feliz ser parte de ese mágico momento. 
Estoy en el avión ahora... Yendo hacia una nueva aventura -otra completa "primera"- una sorpresa en la televisión de USA, la esencia de la cual, parece, ya ha sido "filtrada".
Pero más de eso después.

0 comentarios:

Publicar un comentario

BTricks

Conversación

NFOMCR. Imágenes del tema: suprun. Con la tecnología de Blogger.

Popular Posts

Brian May comparte su experiencia con MCR.



Photo: Pa Photos

¿Cómo sucedió?

Bueno, conocí a Gerard hace unos años en una cena de premiación, y me dijo que había crecido escuchando a Queen, y que la banda se inspiraba mucho en lo que habíamos hecho. En ese entonces, MCR no me era familiar, pero poco después escuché su genial versión de "Under Pressure", lo que fue suficiente para hacerme salir y comprar su CD del momento. Lo siguiente que recuerdo fue ver un gran vídeo en televisión... "Welcome To The Black Parade". Creo que en ese momento fue en que realmente empecé a entender la conexión -el hecho de que compartíamos mucho del mismo espíritu y la misma actitud hacia el arte...
Así que gradualmente me volví más y más consciente de ellos como una fuerza evolucionante. Luego, hace casi dos meses, recibí un e-mail de Gerard invitándome a aparecer con MCR en el Reading. Me sentí muy honrado de que me lo pidieran, y emocionado con la propuesta, e inmediatamente empezamos a planear cómo sería. Yo empecé a aprenderme "Welcome To The Black Parade". Ocasiones únicas como éstas siempre son desafiantes. Una cosa es tocar junto con la pista en casa y apenas "sacarlo". Estar preparado para pararse y hacerlo frente a 120.000 personas en un festival lleno de lodo es una cosa completamente distinta. Para mí hay una fina línea divisora -nunca quiero quitarle el corazón de la espontaneidad, planeando cada una de las notas; pero tienes que trabajar lo suficientemente duro para realmente conocer el material para estar lo suficientemente seguro para salir. Y como es completamente en vivo, y es la única vez que va a ocurrir, siempre hay un pequeño riesgo de arruinar el clímax del concierto para ellos si te sales demasiado de las líneas.
Al final haces tu trabajo, e interactúas antes del acto, pero al final todo queda en las manos de los dioses. En este caso, nos concedimos una oportunidad particularmente buena de disfrutar y hacer un buen trabajo para la audiencia. Los chicos vinieron a mi casa tan pronto como llegaron a UK, e hicimos una preparación y un ensayo (relativamente) tranquilo, practicando algunas ideas. Entonces estuvimos listos. En Reading, también tuvimos la rara oportunidad de hacer una prueba de sonido en el sitio, pero eso requirió que yo saliera de mi casa a las 8 de la mañana. Desde esa hora hasta más o menos las 11:15 (de la noche) cuando el "momento" ocurrió , fue -un largo día. Pero las bandas en la lista estuvieron geniales, así que pude pasar un rato con varias personas de mi entorno, y ver algunas presentaciones muy buenas. Para mí, es un regalo... Hay cierta adrenalina que corre todo el tiempo, sabiendo que vas a aterrizar en el escenario al final de la noche con una gran expectación... Pero eso probablemente es lo que lo hace tan especial para mí. He aprendido a lidiar con esa clase de estrés... Es un poco como saber que te vas a subir a la montaña rusa más grande del parque al final del día.
¿La banda? Los chicos de MCR son el grupo de muchachos más simpáticos que podrías conocer... Dedicados, inspirados, modestos, apreciativos, considerados, y con toda esa electricidad chisporroteante de una unidad de gira que acaba de alcanzar una cumbre de perfección. Eso va para el equipo también... Todos me hicieron sentir como en mi casa -incluso asegurándose por triplicado que sabía de dónde iba a salir la pirotecnia, y dónde necesitaba pararme para estar seguro. La banda, en mi opinión, tiene mucho talento. Y tiene el coraje de sus convicciones. Les han arrojado, al igual que ha nosotros en nuestros primeros años, más que suficiente negatividad... Pero eso va junto con el territorio... El territorio de darte a conocer a través de un arte. Gerard es un magnífico líder, por supuesto -su honestidad y vulnerabilidad- junto con la clase correcta de instinto para ser un héroe -conecta instantáneamente con la audiencia, y me recuerda un poco a cierto gran front man (líder) con el que trabajé por muchos años.
Y todos en la banda son maestros de su arte... Su vocabulario es uno que yo entiendo. Son jóvenes, pero ya han estado allí, experimentando el terreno y desarrollando las habilidades necesarias para llevar la gira a su paso, y felizmente pagan el precio que les cuesta en términos de tiempo con la familia. Ellos son una familia, y me hizo muy feliz ser parte de ese mágico momento. 
Estoy en el avión ahora... Yendo hacia una nueva aventura -otra completa "primera"- una sorpresa en la televisión de USA, la esencia de la cual, parece, ya ha sido "filtrada".
Pero más de eso después.

Seguidores